Qué idea tan sencilla y qué idea tan genial. Piezas de plástico que se pueden encajar entre sí, y con las que se puede crear TODO lo que puedas imaginar. Efectivamente, estoy hablando de LEGO.

Para mí, fue uno de mis juguetes favoritos. Unos trozos de plástico ( que a veces era super difícil separar) con las que construía una casa, un barco, un avión o cualquier idea que se me venía a la cabeza. Aunque en los ochenta en nuestro país se regalaba más la marca española TENTE, las piezas de Lego ocuparon gran parte de mi tiempo, construyendo, montando y creando las mil ideas que imaginaba.

Este mundo, el de Lego, sigue siendo y cada vez más un fenómeno mundial teniendo auténticos fanáticos de sus juguetes. Comunidades de fans en Internet, realización de películas, e incluso parques temáticos son algunos ejemplos del Mundo Lego.

Pero no nos vamos a centrar específicamente en el fenómeno mundial que es la marca LEGO. Queremos mostraros con este post, lo importante que es la creación del valor de una marca, la fidelidad de sus clientes y cómo Lego ha sabido evolucionar en estos años convirtiéndose en una marca de prestigio en todo el mundo, y no solo por contar con unos juguetes educativos.

Además de ofrecer un servicio al cliente de calidad, están implantando por todo el planeta, tiendas donde la experiencia de los niños (y no tan niños) que se acercan a su establecimiento es una de sus marcas de identidad, ¿os recuerda a alguna otra marca? ¿Ikea, Apple?. Unos espacios donde podemos encontrar Mesas de juegos con los que poder jugar y crear todo lo que nos apetezca; ver increíbles Maquetas de diferentes mundos para que los visitantes a la tienda pueda ver todo lo que se puede crear con sus piezas, desde Los Simpsons hasta Star Wars; zonas y espacios donde poder acceder como si de un supermercado se tratara, a piezas de todas formas, colores y tamaños para comprar a tu antojo, y sobre todo encontramos un personal cuya sonrisa y amabilidad hace que la visita a Lego se convierta en una buena experiencia.

Evidentemente, sus acciones de comunicación no iban a ser menos, aquí os traemos varios ejemplo de publicidad gráfica que han empleado para anunciar sus piezas de plástico. Partituras musicales, sopas de letras, representación de eventos históricos o monumentos son algunos ejemplos que os traemos y con los que queremos que disfrutéis tanto como nosotros. Imaginación en estado puro.

En definitiva, lo que queríamos contaros es la importancia para cualquier marca de una buena gestión en comunicación y marketing, para que a lo largo de los años, no solo sigamos vendiendo y teniendo una marca de prestigio, sino que sigamos creando ilusión, recuerdos y experiencias en nuestros clientes. Más en nuestro Pinterest