El logotipo es la carta de presentación de tu empresa. Por eso es muy importante saber cómo crearlo y cuidar al máximo los detalles.

Es muy probable que, si piensas en alguna marca, tu mente dibuje la imagen del logotipo que la define. Si es así, el trabajo que la empresa ha realizado ha conseguido su objetivo.

Para que conozcas mejor el desarrollo de un logotipo, te mostramos los elementos esenciales que deben componerlo y cómo han de ser diseñados.

  1. Público objetivo. Es imprescindible conocer tu target para conseguir que el logo resulte atractivo para ese grupo de personas. Por ejemplo, no funcionaría igual un mismo logotipo para dos públicos de diferente edad, nivel adquisitivo y hobbies.
  2. Evita la obviedad y huye de los tópicos del sector de tu empresa. Debes diseñar un logo inolvidable para el público y que diferencie tu marca del resto. Tienes que ser único.
  3. Sin fecha de caducidad. Tu marca debe ser relevante siempre y nunca pasar de moda. Evita las tendencias en diseño y tipografía porque no garantizan su durabilidad.
  4. Presenta un diseño que se grabe en el recuerdo gracias a su novedad. Impresiona al público con tu originalidad y marcarás tendencia en lugar de seguirla.
  5. Menos es más. Un logotipo simple funciona mejor que uno recargado. Evita el exceso de elementos y transmite un único mensaje de forma clara.
  6. Composición. Escoge un símbolo que recuerde a tu producto o servicio y que se corresponda con la filosofía de tu marca. Puedes ayudarte de herramientas de composición para el diseño, así como aprovechar las ventajas de la psicología de la forma.
  7. Transmite sensaciones al público. Identifica cuál es la base de tu marca y qué ofreces para plasmarlo en el logotipo. Puedes ayudarte de la tipografía, no todas son válidas para un negocio.
  8. Importancia del color. Una herramienta esencial para transmitir tu mensaje es el color. Conoce el significado y la simbología de cada uno de ellos para aplicarlo correctamente en tu diseño. Por ejemplo, el verde remite a la naturaleza mientras que el negro se identifica con la sofisticación.
  9. Un aspecto realmente importante es crear una logo adaptable a diferentes soportes. El diseño debe verse bien, independientemente del tamaño. Además, comprueba que no pierde su esencia si está impreso en blanco y negro o en una sola tinta.

Estas son algunas de las pautas a seguir a la hora de crear un logotipo. No hay que olvidar que es muy importante cuidar la imagen de tu empresa, por lo que es recomendable consultar a un profesional. Si necesitas un diseño para tu negocio o quieres renovar tu imagen de marca, confía en nosotros.

Homemade Marketing, tu Agencia de Comunicación en Sevilla.

Escríbenos o llámanos al 671 896 150