Sin desprestigiar al hombre o mujer empresario que no entiende (ni tiene por qué entender) de webs, voy a hacerle un test de veracidad al siguiente párrafo tan usado y que estoy seguro que si te dedicas al marketing o a la comunicación habrás escuchado muchas veces:

“No te preocupes, la web me la hace mi vecino que ha hecho un curso de WordPress y me cobra sólo 200 euros. Si es que yo no necesito más, solo la quiero por estar en Internet.”

Frase 1: “No te preocupes,” Mal empezamos si antes de empezar ya estamos preocupándonos por algo.

Frase 2: La web me la hace mi vecino que ha hecho un curso de wordpress: Créeme cuando te digo, que por hacer un curso de WordPress no se aprende a hacer una web. Estoy a favor por supuesto de la formación en marketing y comunicación y es bueno saber un poco de todo, pero señores que organizan cursos y lo promocionan diciendo: Inscríbete en este curso de 5 horas de wordpress y haz tu propia web como un profesional, dejen de engañar por favor. Incluso existiendo plataformas y gestores de contenidos como WordPress que te facilita muchísimo la creación de la web, no significa que sepas hacerla y, por supuesto, se nos olvida que una parte muy importante de la web es el diseño, saber comunicar, ubicar y maquetar el contenido, redacción de textos, imágenes, además de posicionarla, su velocidad de carga….

Frase 3: y me cobra solo 200 euros. Pues mucho te está cobrando, porque seguramente, después de pagarle esos 200 euros, tendrás que ir a un profesional para que te solucione lo que ha realizado, te la corrija, haga que funcione los botones, te la diseñe de nuevo y al final tendrás que pagar una nueva web, después de haber adelantado esos 200 euros.

Frase 4: si es que yo no necesito más. Eso es como decir, por favor, ciérreme usted el negocio mañana. ¡Claro que necesitas más!, tenemos una competencia enorme y necesitamos, nos exigen, que seamos mejores que nuestros competidores: en calidad, en precio, en variedad, en atención al público, en rapidez. Por tanto, si quieres crecer o evitar desaparecer, cualquier acción de marketing que hagas te ayudará no sólo a retrasar ese día de cierre, sino incluso a diferenciarte de tu competencia

Frase 5: Solo la quiero por estar en Internet: No hay nada peor, con la cantidad de webs que existen (más de 1.000 millones y subiendo aceleradamente), que navegues buscando algo, accedas a la web del producto y vea que la web está desfasada, que no funciona o que hay spam por todas partes. ¿De verdad piensas que alguien va a dar su tarjeta de crédito en esa tienda online o va a creer que está abierto el negocio? Además no puedes olvidar el posicionamiento, lógicamente, no entrará nadie en la web porque no aparecerá bien posicionada en la búsqueda, relegada a la quinta página, por lo que acabas de tirar esos 200 euros que le pagó a su vecino.

En conclusión, tener una web es tan necesario como abrir la puerta de tu negocio todos los días, así que te recomendamos que realices esa pequeña inversión y dejes que los profesionales te realicemos una web competitiva que haga aumentar tus ventas y mejore tu imagen de marca. Va a ser un poco más de 200 euros, pero los beneficios serán mucho más elevados y, además, no tendrás que decirle a nadie cuando te pregunte si tienes web: “tengo web pero me da hasta vergüenza enseñártela porque me la hizo un vecino y no funciona”.

Homemade Marketing: «Cuando tu vecino hace la web de tu empresa»